Síguenos!
Entrar
Nombre:

Contraseña:

Recordar



¿Recuperar la contraseña?

Regístrese
Consulta medica gratis
Consulta medica gratis
Estilo de vida saludable
Buscar

¡Cuidados con los huevos!

huevo_roto
CUIDADO CON LOS HUEVOS

- Imagen:Loreine Barbosa-

El huevo necesita unas pautas de manipulación muy concretas, sobre todo de temperatura, para evitar intoxicaciones alimentarias

Por NATÀLIA GIMFERRER MORATÓ

CUIDADO CON LOS HUEVOS
En este número Huevos más seguros en la cocina


El huevo es uno de los alimentos más problemáticos por su fácil contaminación, sobre todo durante los meses de verano. Debe controlarse desde su compra hasta su consumo y se han de tener en cuenta los factores que ponen en riesgo su seguridad y, por tanto, la salud del consumidor. El manejo de la temperatura es básico para una correcta conservación. Lo más adecuado es mantener el alimento entre 1ºC y 10ºC, sin llegar a niveles de congelación, y evitar los cambios bruscos de temperatura. En este artículo se explicacómo manipular el huevo, con medidas claves para garantizar un consumo seguro, y se detalla lainformación que figura en cada unidad, así como los diferentes ovoproductos en el mercado.



Un cambio brusco en el almacenamiento del huevo puede producir una condensación del agua en la superficie de la cáscara, un aspecto que facilita la entrada de patógenos en el interior a través de los poros. Por esta razón, durante el almacenamiento y distribución, los huevos no se mantienen en refrigeración, pero es importante destacar que una vez adquiridos en el comercio, deben conservarse en frío para aumentar su vida útil y garantizar su calidad y seguridad. En el momento de la compra, debe prestarse especial atención al etiquetado y la información que contienen, además de inspeccionarse cada uno de ellos para verificar que carecen de fisuras y están limpios. También debe verificarse la fecha de consumo preferente que, como su nombre indica, informa acerca de la fecha en la cual las propiedades del huevo pueden empezar a menguar, si bien no hay riesgo de enfermedad si se consume el producto.

Cómo manipular el huevo

· No dejar alimentos que contengan huevo o el huevo mismo durante más de dos horas a temperatura ambiente, sobre todo, durante los meses de más calor.

· Mantener los huevos en la nevera y sacar solo los necesarios para consumir.

· No es imprescindible lavar los huevos. Si se lavan, hacerlo justo antes de su utilización.

· Eliminar los huevos con color, olor o sabor extraños.

· Descartar los huevos con la cáscara dañada, con mal aspecto o mal olor.

· Los huevos más frescos pueden utilizarse para alimentos que requieren menor temperatura en su cocción, como tortillas, revueltos, huevo pasado por agua o salsas.

· Los huevos que se acercan más a su fecha de consumo preferente pueden utilizarse para pasteles o cocciones que garanticen una elevada temperatura durante más tiempo.

· No supone ningún problema si aparece alguna mancha de sangre en el huevo. Se retira con cuidado y se puede consumir.

· La formación de "nubes" en la clara del huevo es síntoma de frescura, no supone ningún riesgo.

· Lavarse las manos antes y después de manipular huevos.

· Los utensilios utilizados para la preparación y manipulación con huevos deben mantenerse siempre limpios y nunca se deben utilizar con alimentos cocinados sin lavarlos antes.

· No utilizar utensilios deteriorados que puedan albergar patógenos.

· No cascar el huevo en recipientes con otros alimentos, utilizar uno solo para cascar el huevo.

· No separar la clara de la yema con el mismo huevo y pasar de una parte de la cascara a otra, utilizar los utensilios destinados a esto.

· Si se prepara mayonesa casera, asegurarse de llevar a cabo todas las normas de higiene y conservar la salsa hasta su consumo en la nevera. La mayonesa que sobre, nunca guardarla, sino retirarla. Añadir un chorro de vinagre o limón en su elaboración, ya que mejora la conservación.

· La mayonesa industrial debe conservarse en el frigorífico y tener con ella las mismas precauciones que con cualquier otro alimento perecedero.

· Evitar que el tiempo entre la manipulación con el huevo y su cocción sea largo. Batir los huevos y acto seguido cocinarlos.

· El uso de huevo pasteurizado garantiza el tratamiento térmico del huevo, por lo que no hay patógenos.

Información del huevo

En el huevo figuran distintos dígitos, cada uno de los cuales tiene una información específica:

Primer dígito: informa sobre la forma de cría de la gallina.

· 0 producción ecológica.

· 1 producción campera.

· 2 producción en el suelo.

· 3 producción en jaulas.

Las dos letras siguientes corresponden al país de origen de los huevos. El resto de dígitos corresponden al número de identificación de la granja de producción. Los huevos frescos se clasifican en función de su peso en:

· XL. Súper grandes: 73 gramos o más.

· L. Grandes: de 63 a 73 gramos.

· M. Medianos: de 53 a 63 gramos.

· S. Pequeños: menos de 53 gramos.

La vida útil del huevo fresco es de 21 días desde la puesta y la fecha de consumo preferente no debe superar los 28 días desde el día de puesta.

OVOPRODUCTOS EN EL MERCADO

En restauración colectiva, es imprescindible el uso de huevo pasteurizado en los preparados cuya cocción del huevo no garantice que se alcanzan 75ºC durante al menos dos minutos. Pasteurizados o no, los ovoproductos en el mercado son muy variados y entre ellos destacan:

· Clara líquida pasteurizada. Elaborada a partir de huevo fresco, sin cáscara ni yema, que se somete a pasteurización.

· Yema líquida pasteurizada. Se obtiene a partir del huevo fresco sin cáscara y eliminada la clara, que se somete a pasteurización.

· Huevo entero cocido. Puede tener cáscara o no, es el huevo cocido en agua con su cáscara, que se puede vender pelado o sin pelar.

· Huevo deshidratado. Se elabora a partir del huevo sin cascara y pasteurizado, al que se elimina el agua de su composición.

· Yema deshidratada. Se elabora a partir de la yema de huevo ya pasteurizada, al que se elimina parcial o totalmente el agua de su composición.

Clara deshidratada. Se elabora a partir de clara de huevo, eliminada el agua de su composición y posteriormente pasteurizada.


Navigate through the articles
Previous article Sobrevivir al congelador estropeado Trematodiasis, un parásito de los alimentos crudos Next article
Rating 2.83/5
Rating: 2.8/5 (53 votes)
Artículos y noticias por categoría
General
Enfermedades Metabolicas
Enfermedades del tracto respiratorio
Enfermedades del tracto Digestivo
Enfermedades osteo-musculares
SISTEMA NERVIOSO CENTRAL
Enfermedades psiquiatricas
Mujer
SALUD ESPIRITUAL
Historia de la medicina y curiosidades
Alergología
Hipertensión Arterial
Psicología
Parto
Relaciones de Pareja
Fibromialgia y Síndrome de Fatiga crónica
MORFOLOGÍA
NORMAL
ALTERACIONES GENÉTICAS Y CONGENITAS
ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL ADQUIRIDAS
FUNCIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL
Nutrición
Cardiovascular
Infectología.
Dermatología
Embarazo
Urología
Oncología
Salud Alimenticia (dietas)
Pediatria
Oftalmología
Diagnostico por Imagenes y tratamientos
Higiene
Endocrinología
Vascular periférico
ACTIVIDAD FÍSICA
PREVENCIÓN
INDICACIONES PARA ESTUDIOS ESPECIALES
Farmacología
Fisioterapia
Cambio Clímatico y secuelas
Enfermedades Raras
DOLOR Y CUIDADOS PALIATIVOS
Medicina y Redes sociales
Odontologia y Maxilo facial
Sexualidad
Administración Y Gestión De Centros De Salud
Lesbianas, gay, bisexuales, transsexuales
Hematología
OTORRINOLARINGOLOGÍA
Violencia Doméstica y Violación
INVESTIGACIONES RECIENTES
PROTOCOLOS DE TRATAMIENTO
Salud ocupacional y medicina de trabajo
Salud y nutrición Animal
Tratamientos alternativos
Noticias Ministerios Salud Costa Rica
Recién nacidos
Cáncer de mama
Parasitosis
Anticonceptivos y Control de natalidad
Hiperactividad
Migraña
Alteraciones de función congénitas y adquiridas
Alteraciones del pensamiento y habilidades mentales
Enfermedades genéticas, congenitas y adquiridas
Consejos prácticos
Salud mental
Pediatría
Nefrología
Salud animal
Powered by XOOPS © 2001-2013 The XOOPS Project