La flora intestinal        0

bacterias

"La diversidad de la flora intestinal marca la diferencia entre la salud y algunos trastornos o enfermedades"

  • Por MONTSE ARBOIX

 Margarida

Margarida Mas es licenciada en Medicina y Cirugía y máster en Comunicación Científica.

La flora bacteriana intestinal, es el conjunto de microorganismos que habitan el intestino. La componen más de 100 billones, de las que la mayoría son bacterias. Los últimos avances científicos han demostrado que hay una relación directa entre el equilibrio de la flora e inmunidad, y se la considera, desde hace poco, como un nuevo órgano.



¿Qué se entiende por flora bacteriana?

Se denomina flora, aunque la deberíamos llamar microbiota, a todo el conjunto de microorganismos que viven en nuestro cuerpo, con los que establecemos una relación de ayuda mutua y que, en condiciones de equilibrio, no producen ninguna infección. Son billones de ellos y nos referirnos a los microorganismos de la boca, la nariz, la piel, la vagina o el propio intestino que es donde se encuentran la mayoría. De hecho, somos el resultado de la interacción entre todos nuestros genes y los genes de nuestras bacterias, que nos aportan funciones que solos no podemos hacer.

¿Cuáles son sus funciones?

A la microbiota se le atribuye, de manera clara, tres funciones fundamentales: de protección o inmunitarias, metabólicas o nutritivas y tróficas. Todas son claves para el correcto desarrollo de algunos órganos.

Los recién nacidos nacen sin microbiota intestinal. ¿Cuándo y cómo la adquieren?

"Somos el resultado de la interacción entre todos nuestros genes y los genes de nuestras bacterias"

Nacemos estériles, sin flora intestinal, y desde el mismo momento del parto y de la primera bocanada de aire, empezamos a incorporar microorganismos que van a colonizar el intestino. Si se nace por parto vaginal o por cesárea, las primeras especies en colonizar serán distintas. Luego si la lactancia es natural o artificial, también hay diferencias. No fabricamos ninguna de nuestras bacterias, sino que las incorporamos todas del exterior. De ahí que sea muy importante saber qué es lo que condiciona esta incorporación de especies y, por lo tanto, que será clave para la diversidad de la flora. La toma de antibióticos a edades tempranas, por ejemplo, puede generar cambios en su diversidad. Y, tras la primera infancia, la dieta cobra gran importancia para el desarrollo de la composición de la microbiota intestinal.

¿Por qué su papel es fundamental para construir las defensas del organismo?

El tubo digestivo humano es la mayor superficie de intercambio con el exterior, con casi 300 m2; el símil visual más extendido es que tiene una superficie parecida a una pista de tenis. Al tratarse de la mayor superficie de intercambio, el sistema digestivo también es el dotado con mayor número de células inmunitarias, porque necesita responder continuamente a los estímulos que recibe del ambiente, de lo que comemos y de todo aquello que nos llevamos a la boca. El sistema digestivo actúa de trinchera para la inmunidad de cada uno y la flora intestinal le hace de entrenador permanente. El continuo contacto con los microorganismos es lo que facilita el desarrollo de un sistema inmunitario competente. La constante interacción entre la flora intestinal, la mucosa del intestino y las células de defensa va conformando la inmunidad de uno, construye la memoria inmunitaria de la cual dependen las respuestas de tolerancia y ayuda al sistema inmunitario a discernir entre aquellos estímulos que pueden hacernos daño y aquellos contra los que el organismo no debe reaccionar..

¿Cuáles son las razones por las que es beneficioso que la flora sea diversa y variada?

"La clave para la salud de nuestra flora radica en la diversidad"

La clave radica en la diversidad. Una flora más variada y con gran cantidad de especies diferentes será más equilibrada y más saludable. Una mayor diversidad de la microbiota intestinal ayudará, por ejemplo, a que nuestro sistema inmune esté bien informado. No es necesario haber sufrido gran cantidad de infecciones, como se pensaba hace años, sino haber estado en contacto con gran cantidad de especies de microorganismos diferentes, es decir, haberse entrenado, y aquí, la variedad y diversidad de la microbiota intestinal juega un papel muy importante. Como demuestran los estudios, esta diversidad es la que marca la diferencia entre la salud y algunos trastornos o enfermedades. Si hay pocas especies, cualquier pequeña alteración de la composición produce grandes consecuencias.

¿Por qué es importante que la flora esté en equilibrio? ¿Qué causa su desequilibrio?

El equilibrio entre las diferentes especies de microorganismos que componen la microbiota es lo que determina su salud. Si la flora intestinal realiza importantes funciones es lógico pensar que es necesario que esté sana. Y la clave radica en el equilibrio entre las diferentes especies que la componen, ya que de ello dependerá el buen funcionamiento de todo el ecosistema. Para que haya un buen equilibrio y no dominen unas especies por encima de otras, es muy importante la diversidad, pues una flora más variada y con gran cantidad de especies diferentes será más equilibrada y más saludable. Así, todas las funciones y acciones que debe desempeñar estarán bien repartidas, el sistema inmunitario bien informado, la actividad metabólica será la adecuada e influirá en el correcto funcionamiento del colon. Hay muchos factores que pueden alterar este equilibrio, como algunas infecciones, el uso de antibióticos, sobre todo en la infancia, o la dieta.

Hay investigaciones que relacionan el desequilibrio de la flora con el desarrollo de enfermedades tan distintas, en principio, como diabetes, asma, obesidad y alergias. ¿Cuál es el motivo?

"No todos los probióticos sirven para todo y los efectos de unos no se pueden extrapolar a otros"

En efecto, desde hace años los especialistas alertan de un incremento de las alergias, las enfermedades como el asma, la intolerancia al gluten o gran cantidad de patologías con un potente componente autoinmune como la diabetes, la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple y un largo etcétera, sobre todo en las sociedades más industrializadas y más desarrolladas y, curiosamente, menos habituales en los países en desarrollo. Una de las causas más aceptadas es la teoría de la higiene que, de forma simplificada, explica que se ha apostado tanto por la higiene y la desinfección que se han eliminado los microorganismos del entorno. El sistema inmunitario se queda sin estímulos, porque cada vez se está en contacto con menos microorganismos, y se vuelve cada día más incompetente, que es lo que podría provocar las reacciones exageradas ante el más mínimo estímulo. Así pues, cuanto mayor sea el número de especies distintas de la flora intestinal y esta sea más variada y más diversa, mejor informado estará el sistema inmunitario.

http://www.consumer.es

Rating 2.60/5
Rating: 2.6/5 (50 votes)
View this article in PDF format Print article
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor
Hilo
cita medica en linea