Cuando las harinas producen diarrea        0

img538ced54b75e3.jpg


CUANDO LAS HARINAS PRODUCEN DIARREA

Uno de los componentes fundamentales de las harinas, el gluten, es una proteína que se encuentra en el trigo, centeno, cebada, cereales híbridos de trigo como espelta, kamut y triticale. Esta proteína es la responsable de darle la elasticidad a la masa de harina y confiere la consistencia esponjosa de los panes y masas horneadas.

La denominada enfermedad celiaca es una enfermedad autoinmune desencadenada por la ingesta de gluten. Esta condición es de origen genético, y se caracteriza por la incapacidad de absorber la gliadina, un componente del gluten. Cuando una persona que tenga esta condición ingiere gluten, este entra en contacto con la mucosa intestinal causando una reacción alérgica, produciendo inflación de la mucosa, esta inflamación destruye el gluten, pero también destruye la mucosa intestinal. El contacto crónico de la mucosa intestina con el gluten lleva a destrucción y disminución de la vellosidades intestinales responsables de la absorción de los nutrientes. Esta lesión crónica puede llevar al paciente a una mal nutrición. Las deficiencia de vitamina A, D, E y K, hierro, ácido fólico y calcio son muy habituales en estos enfermos.

Dr. Nilo Arturo Ramos Rojas

Heredia, Costa Rica




La enfermedad celiaca sin tratamiento puede ocasionar algunas de las siguientes condiciones: anemia por deficiencia de hierro, osteoporosis, desordenes del sistema nervioso, deficiencia de vitamina K asociado con riesgo de hemorragias, retardo en el crecimiento de los niños, insuficiencia del páncreas, desarrollo de otras intolerancias y linfomas intestinales.

Síntomas y diagnóstico

manifestándose sus síntomas cada vez que el paciente ingiere esta proteína. Ante esta dificultad para digerir el gluten el sistema digestivo se ve afectado produciéndose:

  • Dolor abdominal
  • Distensión abdominal
  • Flatulencia
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Vómitos.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Alteraciones en el carácter, aspecto triste.
  • Retrasos en el crecimiento del niño.
  • Anemia por falta de hierro que no responde al tratamiento.
  • Pequeñas heridas en la boca (lengua, encías o paladar) así como alteraciones en el esmalte de los dientes.

2014060213

Dermatitis herpetiforme. Es una erupción dolorosa con ampollas que provocan picor y que normalmente aparecen en rodillas, espalda y nalgas. Estos síntomas son los más habituales en los primeros años de vida aunque pueden ser más o menos moderados, aparecer acompañados por otros más raros como epilepsias, inestabilidad al andar, contracciones musculares, irritabilidad, alteraciones de la memoria, etc. o incluso estar ausentes.

2014060214

2014060215

Dieta libre de gluten

Es importante aclarar que la dieta libre de gluten debe ser prescrita por un especialista, no debe empezarse si no se tiene un diagnóstico seguro.

  • Lo primero es eliminar completamente cualquier producto que contenga: trigo, cebada, centeno, espelta, kamut o triticale en forma entera o como subproducto: almidón, harina, panadería, pastas, galletas, etc.
  • En cuanto a cereales se permite el consumo de maíz y arroz. La avena, aunque no contiene gluten, puede contener algunas trazas por su manufacturación, así que hay que tener cuidado.
  • Se pueden ingerir todo tipo de alimentos que no contienen gluten de origen: carnes, pescados, mariscos, huevos, lácteos, legumbres, tubérculos, frutas, verduras, hortalizas, grasas.
  • Es crucial leer las etiquetas de los productos alimenticios y aprender a identificar ingredientes que puedan contener gluten. El gluten está presente en alimentos que de inicio no se sospecharía como sopas, dulces, salsa de soya, levadura, fécula, espesantes, proteínas vegetales, almidones, malta, entre otros. Ante la duda de si algo contiene gluten, mejor abstenerse.
  • En cuanto a la manipulación de los alimentos, se deben evitar levaduras, empanizados, rebozados, freír en un aceite en el que se hayan freído empanizados, utilizar harina para aglutinar salsas, entre otros.
  • En los restaurantes siempre se debe preguntar sobre la preparación de los alimentos.
  • La dieta es un tratamiento de por vida. Para los celiacos incluso una pequeña dosis de gluten puede ocasionar lesiones en el intestino, incluso aunque no se presenten síntomas.

Actuaciones a seguir

En todos los niños pequeños se recomienda no comenzar a darles alimentos con gluten por lo menos hasta los 6 meses de edad. Aunque haya que tener ciertas limitaciones, la vida de un niño celiaco puede ser similar a la de cualquier otro niño. Tener esta enfermedad no tiene que suponer ningún obstáculo para poder llevar una vida normal. El niño es el principal implicado y por tanto, también el primer interesado en conocer esta enfermedad. Por esta razón hay que informarle lo antes posible, explicándole claramente lo que le pasa y lo que supone, para que lo entienda bien, y respondiendo a todas sus dudas. La información hace que, incluso los más pequeños, acepten más fácilmente su dieta y que poco a poco aprendan a controlarla. Es importante enseñarle a distinguir entre lo que puede o no tomar y por este motivo no se le debe ocultar la existencia de alimentos con gluten. Es bueno que los conozca y que sepa que, aunque los toman los demás niños, para él no son buenos y debe rechazarlos siempre. Los padres deben informar a los profesores y a todas aquellas personas implicadas en la dieta del niño de los alimentos que debe tomar y evitar, y de la importancia de su estricto cumplimiento. Por su parte, los profesores y educadores deben explicar todo esto a los demás alumnos o compañeros del niño con el fin de normalizar esta situación y crear un clima de respeto para que el niño se sienta más integrado y cómodo.

Rating 2.50/5
Rating: 2.5/5 (151 votes)
View this article in PDF format Print article
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor
Hilo
cita medica en linea