El Huésped mal agradecido        0

EL HUÉSPED MAL AGRADECIDO

"TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA"

El Helicobacter pylori se encuentra en el ambiente y es un fiel creyente de que "todos los caminos conducen a Roma".

El Helicobacter pylori usa múltiples rutas para infectar al ser humano.

Cuando Barry Marshall y Robín Warren en 1982 aislaron por primera vez el patógeno gástrico Campylobacter pyloridis, pocos hubieran pensado que casi 25 años después, esta bacteria ha demostrado ser una de las infecciones bacterianas más comunes y difundidas de los seres humanos, que afecta a todas las edades con una alta prevalencia en los países en vías de desarrollo. Se considera que está presente en la mitad de la población mundial, puede evadir la respuesta inmune que provoca y permanecer en la gran mayoría de los individuos infectados, por largos periodos de tiempo, sin producir enfermedad. La comunidad científica todavía está luchando para comprender la(s) forma(s) en que esta bacteria es transmitida entre la población humana. Según Martín Blazer, Helicobacter pylori ha ido desapareciendo de los países desarrollados a lo largo de los últimos 100 años, merced a una mayor higiene, que dificulta su transmisión, así como al uso generalizado de antibióticos.

Se le asocia con un mayor riesgo de provocar diferentes patologías: gastritis, úlcera gástrica o duodenal, atrofia gástrica, metaplasia intestinal adenocarcinoma gástrico y Linfoma del Tejido Linfoide Asociado a las Mucosas (MALT, según la sigla inglesa). Con respecto a la enfermedad ulcero-péptica, la eliminación de la bacteria permite un mejoramiento significativo del epitelio gástrico, sin embargo se puede presentar la re-infección especialmente en los países tropicales.

Ahora es bien conocido que la infección es adquirida principalmente en la infancia, y que por la edad de 10 años, más del 50% de los niños en todo el mundo llevan el microorganismo. La infección de la bacteria, por lo general, puede pasar inadvertida en toda la vida del hospedero y los primeros síntomas generalmente tardan mucho tiempo en producirse después de una infección. Esto implica que los episodios de transmisión, pasan inadvertidos. Otro aspecto que dificulta el seguimiento de la adquisición y su abordaje epidemiológico es que el aislamiento y el cultivo de H. pylori es relativamente complicado para aislar comparado con otras bacterias de importancia clínica. Evidencia reciente prueba también que múltiples cepas de H.pyloriy de otras especies de Helicobacter son capaces de infectar simultáneamente el tracto gastrointestinal de un individuo. La situación socioeconómica se considera claramente como uno de los factores determinantes más importante para el desarrollo de la infección, este incluye condiciones tales como los niveles de higiene, la densidad de población, saneamiento ambiental y oportunidades educativas, todos los cuales han sido identificados individualmente como marcadores de presencia de la bacteria en una población dada.



Empylori

Vías de transmisión

Basado en evidencia epidemiológica y microbiológica varias vías de transmisión han sido propuestas. La transmisión de persona a persona de la bacteria es la vía que se ha contemplado como la ruta más probable de infección, principalmente a causa de la deficiencia de aislar la bacteria de otros lugares, como por ejemplo el medio ambiente, que del tracto gastrointestinal de los seres humanos. Numerosos estudios epidemiológicos han identificado al hacinamiento de los miembros de la familia como un factor de riesgo para la transmisión de H. pylori; así mismo se ha encontrado entre miembros infectados de la misma familia, una alta homología del genoma bacteriano. Se ha observado diferencias significativas en la incidencia entre niños de una misma familia donde todos sus miembros se encuentran infectados, con respecto a niños cuyos miembros familiares no están infectados. El riesgo relativo es de aproximadamente ocho veces mayor si la madre está infectada y cuatro veces mayor si es el padre el infectado. Aunque estos estudios apoyan la hipótesis de transmisión de persona a persona, la exposición de una familia a una fuente común alternativa sigue siendo una posibilidad. La mayoría de las vías de transmisión entre personas abarcan la ruta gastro-oral, oral-oral y fecal-oral. En esta revisión se incluye además, dos posibles vías que han sido sugeridas pueden transmitir la bacteria en forma viable: el agua, y los animales. La mayoría de los autores coinciden en que la importancia relativa de estas rutas en la transmisión de la bacteria varía en importancia entre países desarrollados y en desarrollo.

Transmisión gastro-oral.

Se ha sugerido que la exposición a las gotitas microscópicas de jugo gástrico durante la manipulación endoscópica podría explicar una mayor prevalencia de infección gastrointestinal en endoscopistas, aunque este hecho probablemente tenga poca relevancia epidemiológica. Pero la transmisión gastro-oral se postula principalmente para los niños pequeños, entre los cuales el vómito y el reflujo gastro-esofágico son comunes. También se ha visto que episodios de vómitos en personas infectadas son importantes, debido a que podrían causar un aumento del riesgo de la presencia de H. pylori en la cavidad oral, aunque no discrimina si la transmisión es gastro-oral u oral-oral. En un estudio realizado por Parsonnet, el vómito de sujetos infectados y el aire de sus alrededores fueron incluidos en un muestreo para la detección H. pylori. Todas las muestras de vómito fueron positivas (incluso la recuperación de la bacteria en grandes cantidades) e incluso el aire rodeando los pacientes fue positivo en las pruebas en un 37,5 % de los casos.

Por otro lado, el descubrimiento de especies entero hepáticas de Helicobacter podría desafiar la importancia de una ruta gastro-oral. Como el nombre lo sugiere, estas bacterias han sido identificadas en el intestino y/o el hígado de los seres humanos, otros mamíferos y aves.Transmisión oral- oral La cavidad oral se ha considerado por mucho tiempo como un reservorio adecuado para la subsistencia de H. pylori y la transmisión oral-oral ocurre, por lo tanto, por medio de besos u otro tipo de contacto con saliva infectada. El papel de la cavidad oral ha sido ampliamente revisada.

Transmisión fecal-oral

Se ha sugerido que la ruta de transmisión fecal-oral de H. pylori, es muy poco probable debido a que la bacteria es muy sensible al contacto con la bilis, durante el paso a través del intestino. Sin embargo, el hecho de que H. pylori es capaz de colonizar el duodeno en áreas de metaplasia gástrica parece ser una contradicción, lo cual implica una duda razonable del verdadero efecto de la bilis sobre el microorganismo por su paso a través del intestino. Esta visión es apoyada por un estudio de Parsonnet, quien demostró que aunque H. pylori no se podía cultivar de las heces, en ocho de 16 pacientes positivos adultos el cultivo de heces resultó positivo, si a éstos se les suministraba medicamentos para inducir diarrea. Sin embargo faltan estudios probablemente con un mayor número de pacientes sintomáticos, para dilucidar el peso de esta vía en la epidemiología global.

Transmisión zoonótica

La interacción zoonótica representa una de las mayores causas de morbilidad y muerte en el mundo. Algunos estudios parecen apoyar el papel de animales en la transmisión de H. pylori, pero se considera que este alcance depende del tipo de los animales en estudio. Los considerados a la fecha como vectores incluyen bovinos, ovinos y mascotas como gatos y perros, además de vectores como las cucarachas y las moscas. En los dos primeros casos, la sospecha de la vía de transmisión es principalmente por la ingestión de leche cruda contaminada. La leche podría contaminarse cuando la ubre de una oveja o vaca está en contacto con las heces en el suelo. Datos epidemiológicos han demostrado mayor prevalencia en los pastores y sus familias con respecto a la población en general. Estudios epidemiológicos muestran resultados controversiales en lo que respecta al riesgo de la presencia de animales domésticos en el hogar. A la fecha, H. pylori no se ha encontrado en perros y muy raramente en estómagos de gatos, y se ha sugerido que la presencia en los animales es de origen humano. Trabajos recientes han identificado H. pylori por PCR en la bilis de gatos, lo que aumenta la posibilidad de este animal como un reservorio. El papel del agua de consumo humano en la transmisión de H. pylori. Una variedad de métodos moleculares y ensayos con anticuerpos han sido utilizados para detectar la presencia de la bacteria en pozos, ríos, en agua de consumo humano, en biofilmes asociados tanques de almacenamiento de agua y en tuberías de redes de distribución.Se ha evaluado la sensibilidad y el grado de recuperación de H. pylori en matriz de agua potable sugiriéndose que esta matriz no presenta interferencia real, además se ha demostrado su sobrevivencia a la cloración sin encontrarse correlación con niveles de cloro en agua tratada con respecto a la prevalencia de la infección en población de riesgo.No obstante, se ha determinado que el H. pylori suspendido en el agua tiene muy bajo poder de cultivo comparado con otros patógenos de origen acuático.

El Helicobacter pylori se defienden del medio ambiente que les rodea, pueden activar genes de respuesta a estrés y cambiar entonces a fenotipos de estrés ambiental. Con un mismo genotipo, la bacteria expresa un distinto patrón de genes y presenta un distinto fenotipo, como por ejemplo alteraciones en el patrón nutricional, densidad celular, temperatura, pH o la osmolaridad. La inanición prolongada induce a la pérdida de capacidad de cultivo en condiciones normales, en estos casos las células permanecerían metabólicamente activas y estructuralmente intactas. Dependiendo de las condiciones ambientales, una misma bacteria puede crecer, sésil adherida a la superficie, o desarrollarse de forma planctónica nadando libremente en el medio líquido. En los biofilmes planctónicos las bacterias se encuentran en estado reversible de "viables pero no cultivables" (VPNC) y se considera la principal razón de la baja tasa de detección de microorganismos en biopelículas por métodos rutinarios de cultivo. Se ha estudiado la adhesión de H. pylori en tanques de almacenamiento de agua de acero inoxidable y de polipropileno, encontrándose que en estas superficies retiene su morfología espiralar. Esto es importante por cuanto se podría considerar reservorio en sistemas de distribución de agua.

Por mucho tiempo se consideró que muchos de los problemas que se han encontrado en la recuperación de formas viables de H. pylori en el agua, se debe a que estas pasan a formas cocoides o VPNC. Desde un punto de vista más amplio, ahora se acepta que lo que ocurre es que estas bacterias no se logran cultivar bajo métodos rutinarios y convencionales de laboratorio. Más aún, se ha demostrado que formas cocoides de H. pylori son capaces de colonizar la mucosa gástrica y causar gastritis en ratones. Actualmente se presenta evidencia sobre la mayor resistencia de H. pylori con respecto a E. coli, al cloro y al ozono, por lo que, este microorganismo es capaz de tolerar desinfección en sistemas de distribución de agua. Esto contrasta con lo publicado por Johnson y colaboradores en 1997, quienes reportaban inactivación de la bacteria, pero en tubos de ensayo de laboratorio por contacto directo; lo cual en el medio ambiente no corresponde a un comportamiento real. También se ha reportado de la resistencia de H. pylori al glutaraldehído, desinfectante comúnmente usado en la desinfección de equipo médico. Actualmente se cuenta con evidencia para el reconocimiento del agua de consumo humano en el rol epidemiológico, advirtiéndose directamente que el consumo del agua no tratada debería considerarse un factor de riesgo para la infección en una población dada. Se ha mencionado incluso que en Japón la mayor parte de los casos de transmisión de H. pylori es de Enfoques ambientales en la epidemiología de la infección por Helicobacter pylori.

Rating 2.34/5
Rating: 2.3/5 (64 votes)
View this article in PDF format Print article
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor
Hilo
cita medica en linea